Infarto Cerebral en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cuáles son las causas de un accidente cerebro vascular?

Un accidente cerebrovascular, también conocido como ictus o infarto cerebral, es una condición médica crítica que afecta a un gran número de personas en todo el mundo. Este evento súbito y potencialmente devastador puede tener consecuencias a largo plazo para la salud de quienes lo presentan. Comprender las causas de un accidente cerebrovascular es esencial para prevenir y abordar los factores de riesgo asociados. En este artículo exploraremos tanto el infarto cerebral como la hemorragia cerebral, analizando sus causas y los síntomas que pueden surgir.

El término accidente cerebrovascular abarca 2 entidades que afectan las arterias del cerebro, el infarto y la hemorragia cerebrales. Cada uno tiene un mecanismo diferente, así como distintas causas y factores de riesgo que pueden desencadenarlo, sin embargo, los síntomas son muy similares ya que éstos dependen del área del cerebro afectada sin importar la causa.

Infarto cerebral

El infarto cerebral es la forma más común de accidente cerebrovascular, abarcando el 80% de los casos. Éste ocurre cuando el suministro de sangre a una parte del cerebro se interrumpe debido a la obstrucción de una arteria. La falta de oxígeno y nutrientes esenciales lleva a la muerte de las células cerebrales en la zona afectada.

  • Aterosclerosis carotídea:

Se trata de la principal causa de infarto cerebral. Se debe al desprendimiento de una placa de ateroma (acumulación de colesterol) de una arteria, comúnmente de la carótida (encargada de llevar la sangre al cerebro, ubicada en el cuello).

  • Cardioembolismo:

Otra causa también común es que se deba a un coágulo proveniente del corazón que al circular por la sangre llegó a una arteria del cerebro ocasionando que se obstruya, estos coágulos en el corazón se forman en personas que tienen una arritmia como fibrilación auricular o por una insuficiencia cardiaca avanzada.

  • Hipercoagulabilidad:

Otras causas menos comunes de obstrucción se asocian a enfermedad pro coagulantes, es decir, que tienen a formar coágulos, el ejemplo más común es el síndrome antifosfolípidos.

Los principales factores de riesgo que aumentan la probabilidad de presentar un infarto cerebral con la hipertensión y diabetes mal controladas, fibrilación auricular, tabaquismo y colesterol elevado. Por lo que para evitar que este tipo de accidente cerebrovascular ocurra, es sumamente importante que quienes tienen hipertensión, diabetes, dislipidemia (hipercolesterolemia) o fibrilación auricular tengan un adecuado seguimiento y tratamiento, así como evitar el tabaquismo.

Hemorragia cerebral

La hemorragia cerebral es otro tipo de accidente cerebrovascular que se caracteriza por la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro, lo que resulta en una fuga de sangre en el tejido cerebral circundante. Las causas de la hemorragia cerebral pueden variar y suelen ser diferentes de las del infarto cerebral isquémico.

  • Presión arterial alta:

La hipertensión arterial es un factor de riesgo importante para la hemorragia cerebral. Cuando la presión arterial está muy elevada debilita las paredes de los vasos sanguíneos, aumentando la probabilidad de ruptura.

  • Aneurismas:

Un aneurisma cerebral es una protuberancia en una arteria del cerebro que puede romperse y provocar una hemorragia. Los factores genéticos y ciertos problemas de salud, como la hipertensión arterial, pueden aumentar el riesgo de desarrollar aneurismas.

  • Malformaciones arteriovenosas (MAV):

Las MAV son conexiones anómalas entre arterias y venas en el cerebro que pueden provocar hemorragias cerebrales. Estas malformaciones suelen ser congénitas y pueden pasar desapercibidas hasta que causan problemas.

La hemorragia cerebral también puede presentarse posterior a un traumatismo craneal, sin embargo, las causas previamente mencionadas son las principales enfermedades no asociadas a traumatismo que pueden ocasionar una hemorragia cerebral.

Síntomas de un accidente cerebrovascular

Es crucial reconocer los síntomas de un accidente cerebrovascular para buscar atención médica de inmediato. Los signos pueden variar según el tipo de ACV, pero algunos síntomas comunes incluyen:

  • Pérdida de fuerza o sensibilidad en la cara, brazo o pierna, especialmente en un lado del cuerpo.
  •  Dificultad para hablar o comprender el lenguaje.
  • Problemas de visión en uno o ambos ojos.
  • Dolor de cabeza súbito y severo sin causa aparente.
  • Problemas de equilibrio y coordinación.

La forma de presentación más clásica es la aparición súbita de debilidad de la mitad del cuerpo o el brazo, asociado a una alteración del lenguaje. La mayoría de las veces se asocia a que en ese momento la presión arterial se encontraba muy elevada.

Tratamiento de un accidente cerebrovascular

Es sumamente importante que ante la duda de que se trate de un accidente cerebrovascular se acuda inmediatamente a una unidad de emergencias para confirmar el diagnóstico y poder iniciar el tratamiento adecuado lo más pronto posible. En el caso de un infarto cerebral, hay un tiempo límite de 4 horas y media para la administración de un medicamento que disuelve el coágulo, además de un tiempo de hasta 12 horas para realizar un cateterismo para poder extraer el coágulo. Posterior al periodo de ventana (tiempo límite para realizar estos tratamientos) ya no hay nada que se pueda realizar para deshacer el daño, solo queda tratar las secuelas con terapia de rehabilitación física y tomar medidas preventivas para evitar que vuelva a ocurrir, las cuales se basan en medicamentos para controlar la presión, el colesterol, arritmia, etc; así como el cambio a hábitos saludables como una dieta adecuada, ejercicio y suspender el consumo de tabaco. Mientras más pronto se inicie el tratamiento mejor será el pronóstico y tiempo de recuperación de los síntomas.

En el caso de la hemorragia cerebral, el tratamiento se basa en el adecuado control de la presión arterial para evitar que la hemorragia se extienda. Será necesario realizar un cateterismo para determinar si no hay un aneurisma o MAV asociado que requiera tratamiento. En casos muy graves donde el sangrado es tan extenso que ocasiona hipertensión intracraneal será necesario realizar una cirugía para descomprimir el cráneo y evitar una muerte cerebral.

El conocimiento de las causas de un accidente cerebrovascular es esencial para su prevención y tratamiento. Tanto el infarto cerebral como la hemorragia cerebral son eventos médicos graves que pueden tener consecuencias a largo plazo. La adopción de un estilo de vida saludable y la gestión de factores de riesgo son pasos fundamentales para prevenir estos eventos devastadores.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes