Infarto Cerebral en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

ACV: ¿Cómo se califica con la herramienta FAST?

El Accidente Cerebrovascular (ACV) se define como una alteración neurológica que se caracteriza por una aparición aguda, con síntomas de 24 horas de duración o más, y que puede causar secuelas discapacitantes y muerte. En México, el ACV es la causa más común de incapacidad y la séptima causa de muerte en personas adultas en el año 2022 dado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía [INEGI]

El ACV ocurre cuando hay una interrupción del flujo sanguíneo al cerebro. Esto puede deberse a un coágulo de sangre que bloquea una arteria (ACV isquémico) o al sangrado de un vaso sanguíneo en el cerebro (ACV hemorrágico). Los síntomas de un ACV pueden variar dependiendo del área del cerebro afectada, pero típicamente incluyen debilidad o entumecimiento en un lado del cuerpo, dificultad para hablar o comprender el lenguaje, y pérdida de coordinación o equilibrio.

En la búsqueda de métodos eficaces para identificar y responder a estos eventos, la Escala FAST (Face, Arms, Speech, Time) se ha destacado como una herramienta invaluable en la evaluación inicial de los síntomas de ACV y proporciona un método simple pero efectivo para evaluar rápidamente los síntomas del ACV y determinar si se necesita atención médica urgente. 

En primer lugar, la letra «F» representa «Rostro» (Face). Pedir a la persona que sonría puede revelar asimetría facial, que es un síntoma común de EVC. Si un lado de la cara parece caído o no se mueve correctamente al sonreír, esto puede indicar una posible parálisis facial.

La siguiente letra, «A», corresponde a «Brazos» (Arms). Se pide a la persona que levante ambos brazos al mismo tiempo. La debilidad o la incapacidad para levantar un brazo pueden ser signos de un ACV, ya que la pérdida de fuerza en un lado del cuerpo es un síntoma común. La presencia de debilidad o caída de un brazo puede indicar la afectación de una de las áreas del cerebro que controla el movimiento y la fuerza muscular.

La tercera letra, «S», representa «Habla» (Speech). Se le pide a la persona que repita una frase simple. La dificultad para hablar o la incoherencia en el lenguaje pueden ser señales de un ACV, ya que el área del cerebro responsable del habla puede estar afectada. El habla arrastrada, la incapacidad para encontrar las palabras adecuadas o la confusión al intentar comunicarse son síntomas preocupantes que requieren evaluación médica inmediata.

Por último, la letra «T» significa «Tiempo» (Time). Si se observa cualquiera de los síntomas descritos en la Escala FAST, es crucial actuar rápidamente. El tiempo es crítico en el tratamiento del ACV, y cada minuto cuenta. Llamar a los servicios de emergencia o llevar a la persona a un hospital lo antes posible puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte, así como entre la recuperación completa y la discapacidad permanente.

La Escala FAST es una herramienta invaluable en la evaluación inicial de los síntomas de EVC debido a su simplicidad y efectividad. Puede ser utilizada por cualquier persona, incluso aquellos sin experiencia médica, para identificar rápidamente los signos de un ACV y buscar ayuda médica de manera oportuna. Esto es especialmente importante dado que los ACV son emergencias médicas que requieren atención inmediata.

Se puede utilizar dentro y fuera del hospital y es importante que la población en general la conozca para poder ser de ayuda al identificar este tipo de enfermedades en cualquier lugar, iniciar de manera urgente búsqueda de atención médica y reducir significativamente el tiempo de acudir a un hospital que tendrá el paciente siendo afectado por un ACV 

¿Cuáles son los síntomas de un ACV?

Debilidad o Entumecimiento Súbito:

  • Rostro, Brazo o Pierna: Especialmente si ocurre en un solo lado del cuerpo. Puede manifestarse como una incapacidad repentina para mover el brazo o la pierna, o una caída de un lado de la cara.
  • Asimetría Facial: Sonrisa desigual o incapacidad para mover los músculos faciales en un lado.

Confusión o Dificultad para Hablar:

  • Disartria: Dificultad para pronunciar palabras claramente.
  • Afasia: Problemas para entender o encontrar palabras, lo que puede hacer que el discurso sea incoherente o confuso.

Problemas de Visión:

  • Pérdida de Visión: Puede afectar uno o ambos ojos, presentándose como visión borrosa, doble o pérdida completa de la visión en uno o ambos campos visuales.

Dificultad para Caminar:

  • Mareo o Pérdida del Equilibrio: Puede incluir problemas de coordinación, inestabilidad o mareo repentino sin causa aparente.

Dolor de Cabeza Severo y Repentino:

  • Cefalea Inusual: Un dolor de cabeza intenso y súbito, a menudo descrito como el peor dolor de cabeza de la vida de la persona, que puede estar acompañado de vómitos, mareos o alteración de la conciencia. Este síntoma es más común en ACVs hemorrágicos.

Factores de Riesgo y Causas Subyacentes

Factores de Riesgo Modificables

  • Hipertensión Arterial:

La presión arterial alta es el principal factor de riesgo para el ACV. La hipertensión puede dañar las arterias del cerebro, haciendo que sean más propensas a la obstrucción o ruptura.

  • Enfermedades Cardíacas:

Fibrilación Auricular: Esta arritmia cardíaca puede causar la formación de coágulos en el corazón, que luego pueden viajar al cerebro.

Enfermedad de las Arterias Coronarias: La acumulación de placa en las arterias del corazón puede reflejarse en las arterias del cerebro.

  • Diabetes Mellitus:

La diabetes aumenta el riesgo de ACV al contribuir a la aterosclerosis y al daño de los vasos sanguíneos.

  • Colesterol Alto:

Niveles elevados de colesterol LDL pueden contribuir a la formación de placas en las arterias, aumentando el riesgo de ACV isquémico.

  • Tabaquismo:

Fumar daña los vasos sanguíneos y aumenta el riesgo de formación de coágulos y la acumulación de placas.

  • Sedentarismo y Obesidad:

La falta de actividad física y la obesidad son factores de riesgo significativos, ya que pueden conducir a hipertensión, diabetes y colesterol alto.

  • Consumo Excesivo de Alcohol:

El abuso de alcohol puede aumentar la presión arterial y el riesgo de hemorragia cerebral.

  • Uso de Drogas:

El uso de drogas ilícitas como la cocaína puede causar hipertensión severa y daño vascular.

Factores de Riesgo No Modificables

  • Edad:

El riesgo de ACV aumenta significativamente con la edad, especialmente después de los 55 años.

  • Género:

Los hombres tienen un riesgo ligeramente mayor de ACV, aunque las mujeres suelen tener peor pronóstico.

  • Historial Familiar:

Una historia familiar de ACV o enfermedad cardiovascular puede aumentar el riesgo individual debido a factores genéticos y comportamentales compartidos.

  • Raza y Etnia:

Algunas etnias, como los afroamericanos y los hispanos, tienen un mayor riesgo de ACV debido a una mayor prevalencia de hipertensión y diabetes.

  • Historia Personal de ACV o TIA:

Haber sufrido un ACV previo o un ataque isquémico transitorio (TIA) aumenta el riesgo de futuros ACVs.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes