Infarto Cerebral en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Manejo del déficit de memoria Post-ACV 

La Demencia multiinfarto también referida como demencia post-ACV (Accidente cerebrovascular), es la más común de las demencias vasculares; es ocasionada por destrucción del parénquima cerebral resultante de la oclusión de una arterial cerebral, tanto cortical como subcortical de vasos arteriales pequeños y grandes. Por lo general la obstrucción se ubica en las grandes arterias, y es causada por trombosis aterosclerótica o embolia cardiogénica.

La presentación clínica de este tipo de demencia y su déficit cognitivo aún no están bien establecidos, aunque se puede observar un deterioro variable de las funciones ejecutivas, ya sea de manera precoz o tardía y que no es de manera uniforme, es decir, que mantiene un “patrón parcheado” de acuerdo a las áreas que se van afectando, conservando ciertas funciones y teniendo un deterioro severo en otras.

El curso de la demencia es progresivo como en la enfermedad de Alzheimer y los efectos de los ACVs son acumulativos en el deterioro. 

Evaluación y manejo del deterioro cognitivo de origen vascular

La presencia de deterioro cognitivo es muy común durante las primeras semanas que siguen a una enfermedad vascular cerebral y su detección temprana puede ayudar a ajustar el manejo de los pacientes para obtener mejores resultados, la evaluación cognitiva de los pacientes a las dos o tres semanas después del evento tiene la capacidad de predecir el funcionamiento hasta un año después, además de esto, el conocimiento de la ubicación de la lesión puede contribuir al diagnóstico y por consecuencia a la intervención. 

Evaluación del deterioro

Para la evaluación del deterioro cognitivo existen diferentes pruebas que han sido estandarizadas en varios países;

Evaluación Cognitiva Montreal (MoCA):

Es recomendada para la medición rápida de deterioro cognitivo leve de diferentes etiologías, entre las que se incluyen la enfermedad vascular cerebral y otras enfermedades vasculares que afectan al parénquima cerebral. Este examen evalúa:

  • Atención
  • Concentración
  • Funciones ejecutivas
  • Memoria
  • Lenguaje
  • Capacidades visuoconstructivas
  • Cálculo
  • Orientación

Actualmente se encuentra estandarizada para el idioma español.

El Mini Examen Cognoscitivo de Lobo (MEC):

La versión adaptada en España del Mini Mental State Examination (MMSE) desarrollado por Folstein, es un cuestionario rápido que permite de manera general establecer el grado de funcionamiento cognitivo del paciente, además de que puede detectar la presencia de demencia y también se ha usado como método de monitoreo para el deterioro de las funciones cognitivas en adultos mayores, sin embargo se aconseja no usarlo como método diagnóstico. Este examen evalúa:

  • Orientación
  • Memoria
  • Atención
  • Cálculo
  • Lenguaje

Puede emplearse como método de tamizaje para las disfunciones cognitivas.

La Evaluación Neuropsicológica Breve en Español (NEUROPSI):

Inicialmente creada para población latina, es un test que valora:

  • Orientación
  • Atención
  • Concentración
  • Memoria
  • Lenguaje
  • Escritura y lectura
  • Percepción visoespacial
  • Funciones ejecutivas

Es capaz de detectar y diferenciar las etapas del déficit cognitivo en especial en la demencia por enfermedad de Alzheimer.

Manejo

Actualmente se está probando la eficacia de la actovegina como intervención farmacológica en el deterioro cognitivo post-ACV. 

La rehabilitación neuropsicológica o cognitiva engloba todas las técnicas, procedimientos y uso de apoyos que se realizan con el fin de que las personas que han sufrido algún tipo de lesión cerebral, alcancen su mejor rendimiento cognitivo, tengan buena adaptación familiar, social y laboral y así puedan en medida de lo posible regresar de manera segura e independiente a sus actividades

Las intervenciones están centradas en la combinación de tres elementos principales:

  • Mejoramiento de los componentes de las funciones ejecutivas
  • Compensación del deterioro de las funciones ejecutivas
  • Métodos adaptativos para aumentar la independencia del paciente.

La rehabilitación del deterioro cognitivo vascular es un proceso personalizado, así, para poder crear un programa adecuado de se deben tomar en cuenta:

  • Las capacidades mentales previas del paciente
  • El grado de conciencia que tiene el enfermo sobre su propia enfermedad
  • El trabajo que se puede realizar en conjunto con la familia y el personal de salud.

Además de esto, el neuropsicólogo debe centrarse en las necesidades personales del paciente para crear metas específicas que le permitan mayor funcionalidad.

Actualmente, existen múltiples técnicas que se pueden emplear durante el periodo de rehabilitación, los ejercicios de lápiz y papel para la estimulación de la atención y memoria acompañados de estrategias compensatorias como el uso de agendas, listas, alarmas y calendarios, entre otros.

De manera reciente se han desarrollado ejercicios de estimulación/rehabilitación cognitiva diseñados para consolas de juego o tabletas, que se vuelven fáciles de usar para los pacientes al no necesitar de la escritura.

¿Qué síntomas indican un déficit de memoria tras sufrir un ACV?

Tras sufrir un ACV (accidente cerebrovascular), los déficits de memoria pueden manifestarse de diversas formas dependiendo del área del cerebro afectada y la gravedad del accidente. Algunos síntomas comunes que podrían indicar un déficit de memoria tras un ACV incluyen:

  • Olvido de Eventos Recientes:

Dificultad para recordar acontecimientos recientes, como conversaciones recientes o eventos ocurridos en las últimas horas o días.

  • Dificultad para Aprender Nuevas Informaciones:

Problemas para retener nueva información, como nombres, números de teléfono o instrucciones simples.

  • Confusión Temporal:

Perplejidad sobre la fecha, el día de la semana o la hora actual, incluso cuando se les ha dicho repetidamente.

  • Desorientación Espacial:

Dificultad para recordar direcciones o lugares familiares, así como para orientarse en entornos conocidos.

  • Problemas de Organización:

Dificultad para planificar y organizar tareas diarias, como la preparación de comidas o la gestión de tareas domésticas.

  • Memoria Episódica Débil:

Olvido de eventos autobiográficos importantes o detalles específicos sobre experiencias personales pasadas.

  • Confusión de Identidad:

Puede ocurrir en casos más severos, donde la persona puede tener dificultades para reconocer a familiares cercanos o amigos.

Estos síntomas pueden variar en intensidad y pueden mejorar con el tiempo a medida que la persona se recupera. Es fundamental que cualquier cambio significativo en la memoria después de un ACV sea evaluado por un profesional médico, ya que puede requerir rehabilitación especializada y tratamiento específico para maximizar la recuperación y la calidad de vida del paciente.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes