Infarto Cerebral en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Sabes cuáles son las enfermedades del cerebro?

Las enfermedades neurológicas representan un grupo de enfermedades que afectan a la población general con importantes repercusiones socioeconómicas. La pirámide poblacional del país se ha modificado en los últimos años por lo que las enfermedades degenerativas y vasculares del SNC han incrementado su morbimortalidad.

Las enfermedades infecciosas siguen presentando una alta frecuencia en nuestro país, aun cuando la estimación en el SNC no sea relevante la severidad de estas puede producir un fuerte impacto en la calidad de vida de los pacientes

¿Cómo puede ayudarnos un neurólogo?

Un neurólogo es el especialista que se ocupa de la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de todas las enfermedades y trastornos que afectan al cerebro y al sistema nervioso (central, periférico y autónomo). Por ejemplo nos ocupamos del tratamiento específico de:

  • La migraña
  • Las neuralgias
  • El ictus
  • La esclerosis múltiple
  • La epilepsia
  • Todo tipo de demencias. 

El neurólogo también tiene especial experiencia en la valoración de trastornos del lenguaje, el aprendizaje, la memoria y el comportamiento. Además, una parte importante de la neurología corresponde a trastornos de la función cerebral debidos al fracaso de algún otro órgano o sistema (corazón, pulmones, riñones, hígado, páncreas y glándulas endocrinas).

En muchos casos el estudio de los síntomas neurológicos permite clarificar la enfermedad subyacente.

¿Cuándo debemos de ir al neurólogo?

Al neurólogo acuden pacientes que presentan trastornos del sistema nervioso, trastornos musculares o dolor, especialmente dolores de cabeza, ya sea directamente o remitidos por otro médico. Dependiendo del problema que se trate, el neurólogo puede convertirse en el médico responsable del paciente o actuar como consultor del médico responsable del paciente, ya sea su médico de cabecera, pediatra, médico internista u otro médico especialista.

  • Dolores de Cabeza Persistentes:

Si experimentas dolores de cabeza recurrentes o intensos, especialmente si van acompañados de otros síntomas como visión borrosa, náuseas o cambios en la cognición, es aconsejable buscar la opinión de un neurólogo.

  • Mareos y Problemas de Equilibrio:

La sensación frecuente de mareo o dificultades para mantener el equilibrio podría ser indicativo de problemas neurológicos subyacentes que requieren atención especializada.

  • Problemas de Memoria y Concentración:

Dificultades persistentes en la memoria, la concentración o la toma de decisiones pueden ser señales de trastornos neurológicos, como la enfermedad de Alzheimer o trastornos del aprendizaje.

  • Cambios en la Visión:

Alteraciones visuales repentinas, pérdida de visión periférica o cambios en la percepción de los colores pueden indicar problemas en el sistema nervioso que deben ser evaluados por un neurólogo.

  • Convulsiones o Episodios de Pérdida de Conocimiento:

Experimentar convulsiones o episodios de pérdida de conciencia requiere una evaluación inmediata por parte de un neurólogo para determinar la causa subyacente.

  • Problemas de Movimiento:

La presencia de temblores incontrolables, rigidez muscular o problemas de coordinación pueden ser síntomas de trastornos neurológicos, como la enfermedad de Parkinson o la esclerosis múltiple.

  • Cambios en el Comportamiento o la Personalidad:

Alteraciones significativas en el comportamiento, la personalidad o los cambios de humor inexplicables pueden estar relacionados con trastornos neurológicos y deben ser evaluados.

  • Dolor Crónico:

Dolores persistentes, especialmente aquellos que están asociados con entumecimiento o debilidad, podrían requerir la atención de un neurólogo para descartar problemas neurológicos.

¿Qué tipo de enfermedades trata el neurólogo?

El neurólogo puede tratar enfermedades de forma multidisciplinaria, en las que se aborda la epilepsia y disquinesias, entre ellas la enfermedad de Parkinson. En otro término, los científicos tratan demencias, considerados problemas que actualmente son prioritarios para la salud.

Y, por último, se tratan tumores y trauma, ambos padecimientos representan un grupo muy importante en la incidencia de las enfermedades del SNC, junto con enfermedades infecciosas del SNC de las que nuestro país ha hecho importantes contribuciones.

  • Epilepsia:

El término epilepsia se refiere a una condición médica crónica, caracterizada por crisis convulsivas no provocadas y recurrentes. Es uno de los padecimientos neurológicos más comunes tanto en adultos como en niños. En México una de las causas más comunes es la neurocisticercosis. Después de los 65 años, la enfermedad cerebrovascular es la causante de la mitad de las crisis. Hay diferentes tipos, entre ellas; generalizada, parciales y formas mixtas.

  • Accidente Cerebrovascular (ACV):

El ACV ocurre cuando el suministro de sangre al cerebro se ve interrumpido, ya sea por un coágulo o una hemorragia. Los síntomas pueden variar y pueden incluir debilidad repentina, dificultad para hablar o pérdida de visión.

  • Enfermedad de Parkinson:

La enfermedad de Parkinson (EP) es la más representativa de las enfermedades caracterizadas por movimientos anormales o disquinesias. Afecta al 2 por ciento de la población general y por lo menos a 20% de las personas mayores de 65 años en países desarrollados. Por otro lado, aproximadamente el 30 por ciento de los pacientes con demencia tipo Alzheimer presentan síntomas extrapiramidales como rigidez, lo que dificulta el diagnóstico diferencial.

  • Depresión y demencia:

Son dos condiciones neuropsiquiátricas de origen cerebral, complejas y heterogéneas que comparten entre sí varios aspectos de muy diversa índole. El nivel diagnóstico de ambas se queda en la pura descripción sindromática. El síndrome demencial se caracteriza por deterioro de la memoria, de las capacidades intelectuales y de la conducta social, y por descontrol de las emociones y motivaciones. Todo eso bajo un estado de conciencia claro y alerta y con una duración de más de seis meses.

  • Trauma:

El neurotrauma sigue siendo la causa de muerte o incapacidad más importante en los pacientes traumatizados. El trauma de la médula produce varios tipos de disfunción neurológica, algunos reversibles y otros no. Diferentes estudios han demostrado que al trauma inicial sigue una cascada de eventos secundarios

  • Tumores:

Los neurólogos abordan impacto de tumores, por la gran variedad que existe y que se ve incrementada por la localización, el tamaño y el tiempo de evolución, así como las repercusiones que los procesos tumorales pueden tener sobre las estructuras vecinas.

  • Infecciones del Sistema Nervioso Central:

Las infecciones del sistema nervioso central (SNC) son infecciones relativamente infrecuentes si se comparan con las infecciones respiratorias y gastrointestinales. La expresión clínica de los procesos infecciosos en el SNC está limitada a un número reducido de signos y síntomas.

  • Enfermedad de Alzheimer:

Esta enfermedad neurodegenerativa afecta la memoria y otras funciones cognitivas. A medida que progresa, puede interferir significativamente con la capacidad diaria de una persona para funcionar.

  • Esclerosis Múltiple:

La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune que afecta el sistema nervioso central, causando daño a la mielina que recubre las fibras nerviosas. Esto puede llevar a problemas de movilidad, fatiga y problemas de visión.

¿Qué pruebas diagnósticas son las más usadas para abordar las enfermedades?

El uso de pruebas diagnósticas de última generación de neuroimagen como el TAC craneal o la resonancia magnética; electroencefalogramas y electromiografías para los casos de epilepsia; y ecografías Doppler para detectar el riesgo de ictus. 

Además, al contar con un servicio de neuropsicología, ofrece una evaluación neuropsicológica especializada, así como un servicio de Neurorehabilitación para el tratamiento especializado del paciente con daño cerebral y medular.

¿Qué sucede en una cita con un neurólogo?

Durante una cita con un neurólogo, el médico revisará tu historial médico y realizará un examen físico completo. También puede ordenar pruebas adicionales, como una resonancia magnética o una tomografía computarizada, para evaluar la función del cerebro y el sistema nervioso. Dependiendo del diagnóstico, el neurólogo puede recomendar un tratamiento, como medicamentos o terapia física, o derivarte a otro especialista para recibir atención adicional.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes