Infarto Cerebral en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Escalas para medir los trastornos del sueño post ACV

Existen distintas herramientas en formato de cuestionario que permiten identificar trastornos del sueño en un paciente que ha presentado un ACV, dentro de ellos se se encuentran el cuestionario de Berlín, la escala de somnolencia de Epworth, la escala de somnolencia de Stanford y el cuestionario general del sueño. 

Los Accidentes cerebrovasculares (ACV) son de las principales causas de mortalidad a nivel mundial. Se trata de un evento que impacta de forma negativa en la calidad y expectativa de vida de quien lo padece por lo que es de suma importancia la prevención de complicaciones y el tratamiento oportuno. 

Los ACV se han asociado con una reducción del sueño no-REM y del tiempo de sueño. Esto ha sido comprobado por medio de electroencefalogramas en las personas que han sufrido un ACV en donde se evidencia que existe una disfunción neuronal al dormir. Esto se traduce a una variedad de trastornos del sueño que pueden aparecer después de que una persona presentó el evento.

Trastornos del sueño posterior a un ACV

El insomnio se define como la dificultad para conciliar o mantener el sueño a pesar de encontrarse en un ambiente adecuado para lograrlo. Durante el día los pacientes suelen presentar fatiga, trastornos del estado de ánimo, irritabilidad, malestar general y alteraciones cognitivas. Se dice que hasta el 50% de las personas que han sufrido un ACV llegan a presentar insomnio sobre todo días después de haber presentado el evento. 

La hipersomnia o somnolencia excesiva posterior a un ACV se llega a presentar hasta en el 25% de los pacientes. Los pacientes refieren sentir sueño todo el día a pesar de tener un periodo de sueño adecuado y requieren de tomar siestas a lo largo del día para continuar con sus actividades. 

El síndrome de piernas inquietas es la urgencia de mover las piernas que suele aparecer cuando la persona está en reposo o durante las noches. Se ha reportado que hasta el 8% de las personas lo pueden presentar posterior a un ACV y esto puede representar un obstáculo para tener un sueño de calidad. 

Las parasomnias son movimientos o comportamientos complejos que pueden presentarse al dormir, aquí se incluyen el trastorno del comportamiento del sueño REM, las pesadillas, la parálisis del sueño y el sonambulismo. Las parasomnias se han asociado a trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Parkinson, pero también se ha asociado su presencia en pacientes posterior a un ACV.

El síndrome de la apnea obstructiva del sueño (SAOS) se caracteriza por la presencia de ronquera, apenas (pausas de la respiración mayores a 10 segundos) y somnolencia excesiva durante el día. Estudios han demostrado que el tratamiento temprano de esta entidad puede ayudar a prevenir un segundo evento.

Valoración de trastornos del sueño posterior a un ACV

Existen diferentes instrumentos que pueden ser utilizados para identificar los trastornos del sueño en una persona que ha sufrido un EVC. 

  • Cuestionario de Berlín 

Incluye 10 preguntas acerca de los factores de riesgo para presentar SAOS incluyendo: peso corporal, ronquera, apneas, mareos durante el día e hipertensión. 

  • Escala de somnolencia de Epworth 

Consiste en 4 apartados que valoran somnolencia, apena del sueño, narcolepsia y otros trastornos. 

  • Escala de somnolencia de Stanford

Fue diseñada para autoevaluar la fatiga y somnolencia durante el día. 

  • Cuestionario general del sueño

Aquí se incluyen datos generales de la persona (nombre, edad, sexo y ocupación), información de sus patrones de sueño, somnolencia diurna, enfermedades crónicas e información acerca de la salud. 

Utilidad de las escalas y cuestionarios 

Las herramientas que evalúan la calidad del sueño tienen el propósito de buscar de forma intencionada los trastornos del sueño en las personas que han sufrido un ACV ya que suelen ser síntomas que la persona puede no asociar al evento o restarle importancia. Sin embargo, se trata de un grupo de trastornos con gran relevancia que impacta en la calidad de vida de la persona y que además su presencia se asocia a un mayor riesgo de un segundo evento. 

Si por medio de estas herramientas tu médico ha identificado un trastorno del sueño, puede ser posible que te soliciten una polisomnografía para definir con mayor detalle el problema. El tratamiento que se brinde dependerá del tipo de trastorno, pudiendo ser técnicas cognitivo conductuales para mantener una adecuada higiene del sueño o el uso de CPAP en las personas que presentan SAOS. 

¿Cuáles son los síntomas de una accidente cerebrovascular?

Un accidente cerebrovascular, conocido comúnmente como derrame cerebral, ocurre cuando el suministro de sangre a una parte del cerebro se ve interrumpido o reducido, privando al tejido cerebral de oxígeno y nutrientes esenciales, lo que puede causar que las células cerebrales comiencen a morir en minutos. Los síntomas de un accidente cerebrovascular pueden variar ampliamente dependiendo de la parte del cerebro afectada y la extensión del daño. Sin embargo, existen varios signos comunes que pueden indicar la presencia de esta emergencia médica. Es fundamental reconocer estos síntomas rápidamente para buscar atención médica inmediata.

Síntomas comunes de un accidente cerebrovascular

  • Parálisis o entumecimiento de la cara, el brazo o la pierna:

Es típico que estos síntomas se presenten de manera súbita y afecten solo un lado del cuerpo. Una manera de identificar esto es pedir a la persona que sonría o levante ambos brazos. Si una parte de la cara cae o uno de los brazos se desvía hacia abajo, podría ser indicativo de un derrame.

  • Problemas para hablar y entender:

Quienes sufren un derrame cerebral pueden experimentar confusión repentina. Pueden tener dificultad para hablar claramente o entender lo que se les dice. A menudo, se sienten como si las palabras se mezclaran o no pudieran encontrar las palabras adecuadas.

  • Problemas de visión en uno o ambos ojos:

La pérdida súbita de la visión, visión doble o visión borrosa puede ocurrir durante un accidente cerebrovascular.

  • Dolor de cabeza:

Un dolor de cabeza severo y repentino, que podría describirse como el peor dolor de cabeza de la vida de la persona, puede ser un síntoma de un tipo de accidente cerebrovascular causado por la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro.

  • Mareos y problemas de equilibrio o coordinación:

La dificultad para caminar o la falta de coordinación puede ser un signo de que ciertas partes del cerebro no están funcionando correctamente.

Factores a considerar

  • Rapidez en la aparición:

Los síntomas de un accidente cerebrovascular suelen aparecer de forma súbita y sin aviso previo.

  • Prueba FAST:

Esta es una forma rápida de recordar y evaluar síntomas:

F (Face): Cara caída.

A (Arms): Debilidad en los brazos.

S (Speech): Dificultad para hablar.

T (Time): Tiempo para llamar inmediatamente a emergencias si se observan estos síntomas.

Es crucial actuar con rapidez ante estos signos y buscar asistencia médica inmediata para mejorar las posibilidades de recuperación y minimizar los daños a largo plazo. Un derrame cerebral es una emergencia médica y cada minuto cuenta.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes