Infarto Cerebral en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Qué hacer en caso de derrame cerebral?

Los derrames cerebrales, también conocidos como accidentes cerebrovasculares (ACV), son emergencias médicas que requieren atención inmediata. Un derrame cerebral puede ocurrir cuando el flujo de sangre hacia una parte del cerebro se interrumpe, ya sea debido a un bloqueo en un vaso sanguíneo o a la ruptura de un vaso sanguíneo.

La rapidez con la que se actúe puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte, así como determinar el grado de severidad de las secuelas. En este artículo, exploraremos qué hacer en caso de derrame cerebral para maximizar las posibilidades de un resultado positivo.

¿Qué es un derrame cerebral?

Muchas personas utilizan el término de derrame cerebral de forma genérica haciendo referencia tanto al infarto como la hemorragia cerebral, ambos forman parte de la gama de accidentes cerebrovasculares. Realmente ambas entidades son diferentes, aunque pueden ocasionar los mismos síntomas dependiendo del área del cerebro afectada.

El infarto cerebral, también conocido como embolia cerebral, es cuando el flujo sanguíneo de una arteria cerebral se obstruye, usualmente por placas de colesterol en las arterias carótidas, o por un coágulo proveniente del corazón en pacientes con arritmias (como fibrilación auricular) y/o insuficiencia cardiaca.

Por otro lado, está la hemorragia cerebral, mejor conocida coloquialmente como derrame cerebral. Éste consiste en la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro, ocasionando un sangrado. La mayoría de las veces se asocia a una elevación muy importante de la presión arterial, ocasionando la ruptura de pequeños vasos sanguíneos en la parte profunda del cerebro. Si no se controla la presión, la sangre seguirá saliéndose y extendiéndose cada vez más, pudiendo ser mortal.

Reconociendo los signos de un derrame cerebral

Independientemente de si se trata de un infarto o hemorragia cerebral, ambos deben ser identificados lo más pronto posible para poder recibir el mejor tratamiento. Mientras más rápido se trate, mejores son las posibilidades de que la persona viva y que tenga menos secuelas.

El primer paso para actuar adecuadamente en caso de un derrame cerebral es poder reconocer los signos y síntomas. La clave para la acción rápida es el acrónimo «F.A.S.T.» (en inglés: Face, Arms, Speech, Time).

  • F (Rostro):

Observa si hay caída de un lado de la cara. Pídele a la persona que sonría y verifica si la sonrisa es asimétrica.

  • A (Brazos):

Pide a la persona que levante ambos brazos. Si uno de los brazos cae o es incapaz de levantarlo, podría indicar un derrame cerebral.

  • S (Habla):

Fíjate en la forma en que la persona habla. ¿Su discurso es confuso o incomprensible? Pídele que repita una frase simple para evaluar su capacidad de hablar.

  • T (Tiempo):

Si observas cualquiera de estos síntomas, no pierdas tiempo y llama de inmediato a los servicios de emergencia. El tiempo es crítico en el tratamiento de un derrame cerebral.

La conciencia pública sobre los signos de un derrame cerebral es esencial para garantizar una acción rápida y efectiva.

Las campañas de educación y sensibilización pueden desempeñar un papel crucial en este sentido, informando a la población sobre la importancia de reconocer los signos de un derrame cerebral y actuar sin demora.

Primeras acciones ante un infarto cerebral

A continuación, te diremos algunos consejos que son importantes a seguir para lograr una atención adecuada y temprana ante la sospecha de que una persona tenga un derrame cerebral:

  • Tan pronto como reconozcas los signos de un posible derrame cerebral, llama a los servicios de emergencia.
  • Proporciona información precisa sobre la situación y sigue las instrucciones del operador.
  • No subestimes la importancia de este paso, ya que una respuesta rápida puede hacer la diferencia en la calidad de vida del afectado.
  • Mientras esperas la llegada de la ayuda médica, es crucial no dejar sola a la persona afectada.
  • Mantén la calma y tranquiliza a la persona.
  • Evita darle alimentos o bebidas, ya que la capacidad de tragar puede estar comprometida, ocasionando un riesgo de broncoaspiración.
  • Si está consciente, colócala en una posición cómoda y asegúrate de que su cabeza y cuello estén bien apoyados.
  • Haz un esfuerzo por recordar o anotar la hora en que comenzaron los síntomas. Este detalle es crítico para los profesionales de la salud, ya que determinará las opciones de tratamiento y la administración de medicamentos específicos que pueden tener un gran impacto para evitar secuelas graves e incapacitantes.
  • En un intento de ayudar, algunas personas pueden estar tentadas a administrar medicamentos, como aspirina, a la persona afectada. Sin embargo, esto podría ser contraproducente, especialmente si el derrame cerebral es de tipo hemorrágico.
  • Es vital dejar las decisiones médicas en manos de profesionales entrenados.
  • Si es posible, proporciona a los profesionales de la salud información relevante sobre el historial médico de la persona afectada.
  • Conocer si tiene alguna condición médica preexistente, alergias o está tomando medicamentos son esenciales para determinar el tratamiento más adecuado ya que hay antecedentes o medicamentos que son una contraindicación para realizar ciertos tratamientos, ya que pueden aumentar el riesgo de empeorar el derrame cerebral.

Prevención de un derrame cerebral

Aunque la atención inmediata es crucial, la prevención sigue siendo la mejor estrategia.

  • Adoptar un estilo de vida saludable puede reducir significativamente el riesgo de derrame cerebral.
  • Mantener una dieta balanceada
  • Realizar actividad física regularmente
  • Controlar la presión arterial
  • No fumar son pasos fundamentales.

Tras un derrame cerebral, la rehabilitación juega un papel fundamental en el proceso de recuperación. Los servicios de rehabilitación pueden incluir terapia física, ocupacional y del habla, dependiendo de las necesidades individuales. El apoyo emocional también es crucial, tanto para la persona afectada como para sus seres queridos.

Saber qué hacer en caso de derrame cerebral puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte, así como influir en el grado de recuperación de la persona afectada.

  • Reconocer los signos
  • Llamar a emergencias de inmediato
  • No dejar sola a la persona afectada
  • Proporcionar información relevante a los profesionales de la salud son pasos críticos.

Además, la prevención a través de un estilo de vida saludable y la conciencia pública son herramientas fundamentales en la lucha contra los derrames cerebrales. Al estar informados y preparados, podemos contribuir a salvar vidas y mejorar la calidad de vida de aquellos que han experimentado esta emergencia médica.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes