Infarto Cerebral en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Secuelas de un derrame cerebral en el lado izquierdo

Un derrame cerebral, también conocido como hemorragia cerebral, es una condición médica grave que ocurre cuando se rompe un vaso sanguíneo dentro del cerebro. Cuando hay un derrame cerebral en el lado izquierdo del cerebro las secuelas pueden ser especialmente importantes, ya que esta región controla funciones críticas como el lenguaje y la función motora del lado derecho del cuerpo.

¿Qué es un derrame cerebral y qué lo puede causar?

Un derrame cerebral se produce cuando hay una ruptura en los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro, ocasionando una hemorragia dentro del cerebro, lo cual lleva a la muerte de las células cerebrales en la zona afectada. Existen varios factores de riesgo que pueden predisponer a una persona a sufrir un derrame cerebral, entre ellos la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo, la obesidad y la falta de actividad física. Además, la genética y la edad también desempeñan un papel importante en la susceptibilidad a esta condición.

Dependiendo del área donde sea la hemorragia son los síntomas o posibles causas, por ejemplo:

  • Hemorragia intracerebral:

Es el tipo de derrame cerebral más común, ocurre al haber una ruptura de un vaso sanguíneo del tejido cerebral. La gran mayoría de las veces se asocia a una presión arterial muy elevada, usualmente en pacientes que ya se conocen con hipertensión, pero no tienen un adecuado tratamiento.

  • Hemorragia subaracnoidea:

Ocurre cuando la ruptura del vaso sanguíneo es dentro del espacio subaracnoideo, es decir, en el espacio alrededor del cerebro donde se encuentra el líquido cefalorraquídeo. Algunas posibles causas son la ruptura de un aneurisma o de una malformación arteriovenosa.

  • Hemorragia epidural:

En este caso el sangrado ocurre por encima de la duramadre, usualmente asociado a la ruptura de una arteria. Al igual que la subdural, se asocia a traumatismo craneal.

Secuelas de un derrame cerebral en el lado izquierdo del cerebro

Las secuelas posteriores a un derrame cerebral dependen totalmente del área del cerebro afectada por el derrame. En general, las secuelas pueden afectar la fuerza, la coordinación o la sensibilidad de alguna parte del cuerpo; también se puede ver afectado el lenguaje y alteraciones cognitivas que involucran la memoria, concentración y toma de decisiones. En algunos casos puede haber también epilepsia por la cicatriz que deja la lesión.

En casos donde se presenta el derrame cerebral en el lado izquierdo del cerebro pueden presentarse las siguientes secuelas:

1.   Pérdida del lenguaje y problemas de comunicación:

Una de las secuelas más comunes y notables de un derrame cerebral en el lado izquierdo es la afasia, que se refiere a la dificultad para comprender o expresar palabras. La pérdida del lenguaje puede manifestarse de diversas formas, desde la incapacidad para encontrar las palabras correctas hasta la imposibilidad de formar oraciones coherentes, también como dificultad para entender lo que se le está diciendo, o casos severos se ve afectada tanta la comprensión como el habla. Esto puede tener un impacto significativo en la capacidad de comunicarse y participar en actividades sociales y profesionales.

2.   Problemas en la fuerza y movilidad:

El hemisferio izquierdo también controla la coordinación motora del lado derecho del cuerpo, y su daño puede resultar en dificultades para realizar movimientos precisos y coordinados, la capacidad para caminar, escribir y realizar tareas cotidianas. Este problema en la fuerza puede ser desde una ligera debilidad hasta una completa parálisis.

Dependiendo de la extensión y región específica afectada son las secuelas que van a presentarse. La presentación típica es la debilidad o parálisis del brazo derecho o todo el lado derecho del cuerpo, pudiendo o no haber una alteración del lenguaje, usualmente no poder hablar o tener un vocabulario muy limitado. En casos muy severos la persona puede quedarse postrada en cama, sin poder comunicarse, requiriendo de una sonda de gastrostomía para poder alimentarse.

El hemisferio izquierdo del cerebro cobra mayor importancia porque afecta la movilidad del hemicuerpo derecho y ocasiona alteraciones del lenguaje. Tomando en cuenta que la gran mayoría de las personas son diestras, esta afectación en la movilidad y lenguaje perjudican seriamente la calidad de vida de la persona ya que tendrá que acostumbrarse a usar el lado izquierdo de su cuerpo mientras se va recuperando del derecho, además de la limitación del lenguaje implicada, teniendo que encontrar nuevas formas de comunicarse.

El papel de la rehabilitación

La rehabilitación después de un derrame cerebral, especialmente cuando el hemisferio izquierdo está afectado, es esencial para mejorar la calidad de vida y restaurar las funciones perdidas. La rehabilitación no solo se enfoca en la recuperación física, sino también en la restauración de las habilidades cognitivas y emocionales.

1.   Terapia del lenguaje:

Para abordar la afasia y otros problemas relacionados con el lenguaje, la terapia del habla y del lenguaje es fundamental. Los terapeutas trabajan con los pacientes para mejorar la comprensión del lenguaje, la expresión oral y la lectura.

2.   Terapia física y ocupacional:

La fisioterapia física se centra en mejorar la movilidad y la fuerza, especialmente en el lado afectado del cuerpo. Por otro lado, la terapia ocupacional se enfoca en ayudar a los pacientes a recuperar las habilidades necesarias para llevar a cabo actividades diarias, como vestirse, cocinar y escribir.

3.   Rehabilitación neuropsicológica:

La rehabilitación neuropsicológica se ocupa de las funciones cognitivas y emocionales afectadas por el derrame cerebral. Los programas personalizados pueden incluir ejercicios para mejorar la memoria, la concentración y la resolución de problemas, así como estrategias para abordar cambios en la personalidad.

Aunque las secuelas de un derrame cerebral en el lado izquierdo pueden ser desafiantes, la rehabilitación juega un papel crucial en la recuperación y en la mejora de la calidad de vida. Es importante abordar rápidamente los síntomas de un derrame cerebral y buscar atención médica especializada para maximizar las posibilidades de recuperación.

La investigación continúa y los avances en la rehabilitación de un derrame cerebral ofrecen esperanza a aquellos afectados y a sus seres queridos. La conciencia pública sobre la prevención de los factores de riesgo desempeña un papel vital en la reducción de la incidencia y las consecuencias devastadoras de los derrames cerebrales. La recuperación después de un derrame cerebral es un viaje arduo, pero con el apoyo adecuado y un enfoque integral, muchas personas pueden alcanzar una vida plena y significativa después de esta experiencia desafiante.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes